27 feb. 2009

"Más que ninguna otra cosa, lo que el Síndrome de Asperger significa para mí es que soy diferente, pero, ¡vaya cosa!, ¿Quién no lo es?.

Extracto del Libro

"SINDROME DE ASPERGER
por TONY ATTWOOD."


CAPITULO 3:
LENGUAJE.


-Retraso en el desarrollo.
-Superficialmente perfectos en la expresión del lenguaje.
-Lenguaje formalmente pedante.
-Prosodia extraña, características peculiares de la voz.
-Deterioro de la comprensión, incluyendo errores de interpretación del sentido literal o implícito (sobreentendido).

Así, el niño pequeño requiere enseñanza en "el arte de la conversación". Esto incluye las manifestaciones o comentarios convencionales para empezar a hablar y preguntas apropiadas en cada contexto. Esto puede ser enseñado con juegos de rol donde se muestran diferentes circunstancias y donde se dan explicaciones de cómo son apropiadas ciertas formas de empezar la conversación. Pueden ser mostrados ejemplos extremos por el profesor, y se pedirá al niño que identifique lo que estaba mal y lo que el profesor debería haber dicho, practicando con el niño alternativas apropiadas.
Otras áreas donde el niño puede tener dificultades son:
Restablecer una conversación.
Solucionando dudas o errores.
Dominar la tendencia a realizar comentarios irrelevantes.
Conocer cuándo no hay que interrumpir.
Cuando una conversación se vuelve confusa, quizás porque la otra persona es imprecisa o no es clara la respuesta, la reacción natural es pedir que te lo aclaren. Esto garantiza que ambos no pierden el hilo de lo que se está diciendo o que siguen con el mismo tema. Cuando una persona con Síndrome de Asperger duda de lo que se ha dicho, tiene la tendencia a hacer largas pausas para pensar lo dicho anteriormente o para cambiar de tema. Raramente dice: "No estoy seguro de qué has querido decir con eso", o "Tendría que pensarlo un momento", sino que puede tomarse un considerable rato para pensar qué responder o cambiar a un tema que le resulte familiar. Aunque el tema inicial puede haber sido las vacaciones de verano, a los pocos momentos ha cambiado a los dinosaurios.
Puede haber una aversión a responder a preguntas cuando la persona no conoce la respuesta, y una falta de confianza en decir "No lo sé" o "Estoy desconcertado". Aquí el niño necesita aprender cómo explicar su confusión y pedir aclaraciones. Deben de mostrarse y enseñarse frases o respuestas apropiadas, no hacerle sentir un fracaso a la persona si no está seguro qué decir. Una de las razones por las que un interés especial tiende a dominar las conversaciones, es que la persona tiene un vocabulario y unos conocimientos considerables en estos temas, lo cual mejora la fluidez y la comprensión. La persona con Síndrome de Asperger tiene también un fuerte deseo de no parecer estúpido.